Beneficios de aprender otro idioma

Aunque actualmente el idioma del inglés está reconocido como uno de los más útiles del mundo, siendo además la lengua internacional por excelencia, todavía hay gente que se resiste a estudiarlo y aprenderlo, sobre todo a cierta edad. Incluso gente muy joven que viene a la academia para hacer algun intensivo de inglés manifiesta el único propósito de tener un título de Cambridge, poco motivados por realmente aprenderlo. Un ejemplo de ello es el de una alumna que recientemente nos comentaba que estaba estudiando sociología y que necesitaba certificar el nivel, aunque decía que en su profesión no le iba a hacer falta. Esta forma de verlo como una asignatura más es todavía muy frecuente. 

Sin embargo, numerosos estudios avalan que aprender un segundo idioma fomenta la memoria y la concentración, somete al cerebro a nuevos desafíos y mejora nuestra elasticidad cerebral. Todo esto también ayuda a evitar enfermedades como las demencias (Alzheimer, Parkinson etc.), sin contar con que, por supuesto, dominar esta lengua nos ayuda muchísimo a la hora de viajar, haciéndonos sentir más cómodos y seguros. 


 

Aunque los intensivos de idiomas (sobre todo los intensivos de B1 y B2 de verano) son una manera práctica y muy útil para presentarse a exámenes oficiales de idiomas, es recomendable que sirva de trampolín para avanzar en el idioma, más allá del mero hecho de tener un título, y una vez obtenido el mismo, seguir avanzando.

Por otro lado, es cierto que el aprendizaje temprano de idiomas ayuda a acelerar dicho avance, ya que los niños por regla general absorben toda la información  y no tienen miedo a equivocarse. Por suerte, los padres cada vez llevan a más temprana edad a sus hijos a centros especialistas en clases de inglés para niños, siendo la mejor para iniciar el aprendizaje los 3-4 años con profesores nativos y , por supuesto, cualificados. Esta franja de edad es clave para su capacidad de comunicación, ya que cogen el acento del idioma de manera muy natural. 

El director de nuestra academia de inglés, Adrian Allen, que lleva más de 25 años impartiendo clases en Málaga, ha podido comprobar que alumnos suyos que iniciaron sus estudios con 3 o 4 años ahora poseen un nivel que les permite realizar un examen C1 de Cambridge con relativamente poco esfuerzo, a una edad tan corta como puede ser los 16 o 17 años. A medida que crecemos nos imponemos barreras culturales, nos volvemos más propensos a juzgar, costándonos mucho más mimetizarnos con personas diferentes.

 Pero si algo nos ha demostrado nuestros 25 años de experiencia en este sector, es que no importa tanto la edad, sino la predisposición y actitud con que el alumno afronte el desafío. Hemos tenido alumnos de 60 años mucho más motivados que algunos de 20. Aunque siendo más jóven se peca de impaciencia, hay que decir que se puede aprender inglés sin invertir años y años, aunque en los idiomas , por supuesto, siempre se puede perfeccionar y saber más.

 Es comprensible, por otra parte, la resistencia de mucha gente a estudiar otras lenguas (las clases de francés y alemán estan bastante demandadas) ya que el sistema de enseñanza tradicional está basado en mucha gramática y clases muy numerosas. Pero como se puede apreciar, hoy en día hay muchos recursos para aprender el idioma de diversas formas, no solo en una academia de inglés. En New English Centre se pretende que todas las clases sean divertidas, dinámicas y diferentes a la metodología convencional, ya que esto motiva al alumno y ayuda a mantener su interés. Y si encima aplicamos el ingrediente de la constancia, tenemos la mejor fórmula para aprender y finalmente dominar el inglés.

 Queremos animaros a todos a que aprendáis idiomas. Nuestra experiencia nos dice que nunca es tarde, así que si todavía no estáis en ello, no esperéis más laughing

 

 

Tags: academia ingles, academia ingles malaga
Posted on June 15th, 2018